Laberinto

Esta actividad pertenece al libro de GeoGebra Proyectos atractivos en ESO. Proyecto 2D: crear robots que se adapten al entorno. En este último ejemplo, el robot (punto verde) no tiene ninguna información sobre la forma del laberinto. Solo detecta si hay espacio libre a su derecha (en cuyo caso gira a la derecha para pegarse a la pared derecha) o si hay un obstáculo enfrente (en cuyo caso gira a la izquierda). Esta sencilla norma basta para no despegarse de su pared derecha y conseguir salir del laberinto (aunque no lo haga en el menor recorrido posible). Para ello, bastan dos instrucciones en el guión del robot: Valor(v, Si(dPD>8, vn, Si(dPA<2, -vn, v))) Valor(P, P + v) Un segundo robot (punto amarillo) hace lo mismo cambiando derecha por izquierda. Entre ambos, recorren todo el laberinto, solo que el punto verde recorre menos camino para llegar a la salida. Observa que los muros del laberinto conforman en realidad dos polígonos con muchos lados, separados por un camino. El punto verde rodea uno de los polígonos en sentido horario, mientras que el amarillo rodea el otro polígono en sentido antihorario. Ambos recorren (en sentidos opuestos) el camino que separa ambos polígonos (rastro bicolor), que es el recorrido más breve para ir de la entrada a la salida del laberinto.