Dígitos de control de una cuenta bancaria

Para el cálculo de los dígitos de control de una cuenta bancaria se emplea un algoritmo en el que se utilizan los restos módulo 11 de las diez primeras potencias de 2, así como los dígitos de la entidad bancaria, la oficina y la cuenta. Si son b1,b2,b3,b4 los dígitos de la entidad bancaria; o1,o2,o3,o4 los cuatro dígitos de la oficina y c1,c2,c3,c4,c5,c6,c7,c8,c9,c10 los diez dígitos de la cuenta el cálculo que se debe realizar es el siguiente:
  1. Para el primer dígito de control calculamos: suma1=4*b1+8*b2+5*b3+10*b4+9*o1+7*o3+3*o3+6*o4 El dígito de control es la diferencia entre 11 y el resto de la división de la suma1 anterior entre 11, salvo que la diferencia sea 11, en cuyo caso el dígito de control es 0 o que la diferencia sea 10, en cuyo caso el dígito de control es 1.
  2. Para el segundo dígito de control calculamos: suma2=1*c1+2*c2+4*c3+8*c4+5*c5+10*c6+9*c7+7*c8+3*c9+6*c10 Como en el caso anterior, el dígito de control es la diferencia entre 11 y el resto de la división de la suma2 anterior entre 11, salvo que la diferencia sea 11, en cuyo caso el dígito de control es 0 o que la diferencia sea 10, en cuyo caso el dígito de control es 1.